jueves, 19 de noviembre de 2009

SILENCIO


Yo que crecí dentro de un árbol
tendría mucho que decir,
pero aprendí tanto silencio
que tengo mucho que callar
y eso se conoce creciendo
sin otro goce que crecer,
sin más pasión que la substancia,
sin más acción que la inocencia,
y por dentro el tiempo dorado
hasta que la altura lo llama
para convertirlo en naranja.

Silencio. (Pablo Neruda)

3 comentarios:

Silencios dijo...

Soy una enamorada de Neruda.
Todas sus sentidas, bellas y cálidas palabras siempre me han regalado bellísimas imágenes

Mis besos siempre querida miga

mardelibertad dijo...

Bonito poema y muy sentido
Besos

Alatriste dijo...

Neruda es de los más grandes poetas de la historia de la humanidad. Su sensibilidad y buen hacer lo hizo grande e inmortal. Me gustó mucho recrearme en tu blog con uno de sus poemas. Un abrazo, niña.