sábado, 17 de abril de 2010

Los días de mi vida...


Era otoño, aquella tarde, cuando descubrí esa línea que separa el antes del después. Ese antes de rebeldías contenidas, de incertidumbres y soledades a disgusto.
De pronto, ser consciente y atreverme a decidir que la vida podía ser tibia o helada pero estaba ahí, para ejercerla.
Algún día escribiré sobre los días de me vida, volveré a la curiosidad sobre cómo sería el primer beso que al ser por curiosidad, no me gustó ya que no elegí a quien dárselo, igual que los primeros tacos altos, con tal de ponérmelos, no importaba si eran cómodos y bonitos.
Escribiré sobre los 31 de Diciembre, cuando Esteban aparecía con
copas de cristal y una botella de chanpagne, como un ritual y brindábamos por nuevo año.
Contaré sobre la seguridad que me transmitía su presencia de hermano mayor, eso creía yo, hasta aquel beso insólito que me desvelara otra realidad y no volviera a verlo nunca más.
Escribiré, sobre los sueños que tejíamos con Liliana. Si a los veinticinco años, éramos solteras, saldríamos del control familiar y nos iríamos a vivir juntas.
Escribiré, sobre Martita y su casa en la montaña; y aquellas vacaciones de siestas compartidas bajo el árbol de moras, contándonos por milésima vez, todo lo que ya sabíamos una de la otra.
Escribiré, sobre Jorge, cuando en tiempo de crisis, amasaba el pan por duplicado y llegaba a mi casa, con el pan y una sonrisa.
O mi amiga Jose, la de los ojos como el océano, el oído siempre dispuesto y el sentido común para responderme acertadamente, cuando le preguntaba; ¿ a vos también te pasó esto?.
Sí, algún día tendré que sentarme a escribir.

Autora: María del Carmen Castro

2 comentarios:

Jorge Elias dijo...

Brillante y perfecto. Jordi

Angela Teresa Grigera dijo...

Recuerdos fres a pesar del tiempo, nostalgias quizas? una deuda pendiente con tu propia historia revivirla a travez de contarla entre papely tinta.
Me gustó este escrito Ma del Carmen

un beso amiga

ann