miércoles, 1 de septiembre de 2010

HOY...


Hoy decidí ayunar de palabras verbales. ¿qué me hizo tomar esa decisión? Las discusiones familiares.
Una amiga, me dice que ya es tiempo, dado la edad que tienen mis hijos, que en lo posible me convierta en observadora y que intervenga lo menos posible en sus discusiones. Tiene razón, ya que además, siempre termino con una gran angustia y sin lograr que cada cual asuma su parte de responsabilidad.
Marguerite Duras dice “se debe escribir de todo a pesar de la desesperación”. Eso creo estar haciendo. Debo encontrar el equilibrio entre estar cerca de su vida sin renunciar a la mía, pero todavía no encontré la manera, la sigo buscando.

No hay comentarios: